Logo DSP

Establecernos como la mejor empresa proveedora de servicios de Booking & Management (para bandas y artistas), Diseño Web, Producción y montaje de eventos Públicos y/o Corporativos, Radio y Publicidad BTL en la región central del país, basados en la calidad y la competencia leal, ofreciendo servicios eficientes.


Contáctenos +58-414-0533393
[email protected]
Title Image

Blog

Inicio  /  Noticias   /  A 29 años del lanzamiento de Doble Vida de Soda Stereo

A 29 años del lanzamiento de Doble Vida de Soda Stereo

Soda Stereo

Doble vida es el cuarto álbum de estudio del grupo de rock argentino Soda Stereo, grabado y editado en 1988.

Producido por Carlos Alomar, Doble Vida es uno de los dos álbumes de Soda Stereo producidos por alguien fuera de la banda, el otro es Soda Stereo, el álbum debut, que fuera producido por Federico Moura de Virus.

La banda comenzó a preparar los temas de Doble vida en marzo de 1988. Ya en ese entonces la banda era la más importante del pop/rock latinoamericano.​ Al poco tiempo Gustavo Cerati decidió contratar como productor artístico a Carlos Alomar; un músico, compositor y productor de entre los más influyentes en Estados Unidos.​ Carlos Alomar preparó un estructurado y novedoso proceso de creación del álbum a la manera de los trabajos estadounidenses, distinto a lo que se había visto hasta ese entonces en la música de Latinoamérica. Convocó a principios de junio a la banda para grabarlo en Nueva York, siendo este uno de los primeros álbumes de rock de Latinoamérica de la historia en ser grabados en Estados Unidos. Finalmente luego de poco más de un mes, Doble Vida fue presentado el 7 de julio en el club “The Tunnel” de Nueva York, y lanzado el 15 de septiembre.

Doble Vida marcó el fin de la primera etapa de Soda Stereo, que consistía en una imagen exótica, y abrió camino a la madurez de la banda.​ Además, fue en el transcurso de la gira de promoción que decidieron renunciar a Ohanian Producciones y crear su empresa propia, Triple Producciones, con la que editarían trabajos en el futuro.​ La experiencia de vivir en una ciudad como Nueva York y la producción artística de Carlos Alomar produjeron un álbum diferente a los anteriores de la banda.​ Doble Vida en particular está cargado de una fuerte influencia de la música afroamericana, con una marcada presencia en particular del funk, y también toques de soul, disco, R&B, y hasta un rap en el tema “En el borde” cantado por Carlos Alomar, siendo este el primer rap de una banda de Latinoamérica de la historia.

Doble Vida

Lea también: ¿A Sép7imo Día le hacen falta vitaminas?

El álbum les permitió conquistar el mercado de Estados Unidos, siendo Soda Stereo la primera banda de Latinoamérica de la historia en lograrlo.​ La gira, que abarcó todo el continente americano, llegó incluso al histórico “Hollywood Palace” de Los Angeles (actualmente llamado “Avalon Hollywood”). Durante el transcurso de la misma se produjo el hito de ser premiados por la discográfica CBS, por haber vendido más de 1 millón de copias.​ Además, el tema En la ciudad de la furia lograría el puesto N°48 en el ranking de la revista Rolling Stone de las 100 mejores canciones del rock argentino, y su videoclip sería premiado como el mejor de la historia del rock argentino en el “Top Ten de los mejores videoclips del rock argentino” de la revista Rolling Stone.​

La música negra de Estados Unidos, o música afroamericana, es la principal actriz dentro del álbum Doble Vida, con una fuerte influencia en particular del funk, con ritmos envolventes y marcados que invitan al baile. Otros géneros afroamericanos, tales como el soul, disco y R&B, también hacen su presencia en el álbum, y hasta el rap, que recién estaba comenzando a tener presencia en la escena musical estadounidense de los años 80’s, aparece en el tema “En el Borde” cantado en inglés por Carlos Alomar. Este rap es, quizás, el primer rap adentro de un disco de una banda de rock nacida en Latinoamérica.

Carlos Alomar poseía una rica experiencia trabajando con muchos artistas estadounidenses y británicos en varios estilos musicales, además de mantenerse al tanto de las últimas noticias en el mundo de la música, como el rap; un fenómeno musical, cultural y social que muy pronto estallaría en la cultura mainstream.

Al mismo tiempo, previamente a formar Soda Stereo, Gustavo Cerati había tocado soul y disco en una banda llamada Sauvage,​ algo que a la postre le serviría para Doble Vida y gran parte de su obra.

La mayoría de los temas de Doble Vida ya estaban desarrollados desde hacía rato, según contaba Gustavo en una entrevista en julio de 1990 a la revista de Rock&Pop:

Los diez temas de “Canción Animal” fueron compuestos en un período que va desde agosto del ´89 a marzo del ´90. O sea que son realmente nuevos, a diferencia de “Doble Vida”, donde por ejemplo canciones como “Corazón Delator”, “Languis”, “Picnic (en el 4º B)”, “La Ciudad de la Furia” y hasta el mismo “(Día Común) Doble Vida” eran desarrollos finales de bases que veníamos tocando intermitentemente desde -en algunos casos- el primer LP.

Durante la grabación de Doble Vida, Carlos Alomar procuró que se reprodujera la fuerza de las actuaciones en vivo de Soda Stereo, por lo que arregló que Gustavo, Zeta, Charly y Daniel Sais tocaran juntos para armar las bases a las que luego agregarían elementos. Gustavo, quien nunca había trabajado de esta forma, se sintió a gusto. Estas eran sus impresiones sobre el álbum:

“El estilo del nuevo disco tiene una mezcla entre el sentimiento de “Nada Personal” y la musicalidad de “Signos”. Es el regreso de algo más funky y soul, con una temática más terminada y un sonido más cercano al disco en vivo”.


Gustavo definió a Doble Vida posteriormente como “el disco neoyorquino” de Soda Stereo.

Además también ha declarado que si no fuera por la mano del productor y de la estadía en aquella especial ciudad, el sonido del álbum hubiese sido más cercano al de Canción Animal.

Por otra parte, consideró a Corazón Delator como una de sus canciones perfectas:

“Cuando terminé “Corazón delator” o “El Temblor”, sí, sentí que había dado con algo que creía que nunca iba a poder mejorar. Era lo máximo dentro de lo que yo podía hacer, considerando que el principal sentido de todo lo que escribo y compongo aspira a producir un disparo de imaginación. Me gusta la canción perfecta no porque sea técnicamente perfecta, sino porque inaugura algo o fue a fondo.

Fuente: Wikipedia

Pin It on Pinterest